La adversidad es motivo y razón para que algunos se hundan y para que otros se superen. Tú eliges a cual grupo quieres pertenecer. Todo depende de cómo enfrentemos las circunstancias desfavorables. Si las aprovechas positiva y creativamente, pondrás en juego tu capacidad de superación. Cuando se te haga difícil avanzar, aprovecha el reto para estimular tu iniciativa. Lucha con fe y persistencia en procura de tus objetivos, no los pierdas de vista, a lo mejor esta es sólo una prueba antes de lograr lo que esperas y mereces.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *