Un pequeño paseo a la información sobre:

Las Constelaciones Familiares.-

Las Constelaciones Familiares son las conexiones que cada persona tiene con su familia en una o varias generaciones, así como con las personas que han sido afectivamente significativas. Se vinculan entre sí con amor y lealtad, lo que una generación deja sin resolver, será la siguiente generación la que inocente e inconscientemente trate de solventar, quedando atrapadas en temas o asuntos que no son en realidad su responsabilidad.

Existe una transmisión transgeneracional de los problemas familiares que crean una cadena de destinos trágicos, las injusticias cometidas dentro del sistema familiar, así como fuera del sistema (a través de la violencia política en todas sus modalidades), pueden inconscientemente afectar la vida de sus familias con enfermedades inexplicables, depresiones, suicidios, relaciones conflictivas, trastornos físicos y psíquicos, dificultad de encontrar pareja, comportamiento conflictivo con algún miembro del sistema familiar, etc. No obstante, el mismo amor que enfermó es el que tiene la sabiduría de la solución cuando se vuelve consciente; las lealtades invisibles emergen durante la configuración de la Constelación Familiar. Se busca a personas excluidas, olvidadas, difamadas, denigradas, las no honradas en el sistema, las tratadas con injusticia, las que se fueron para ceder su espacio a otras y las que sufrieron vidas particularmente difíciles.

 

¿Hasta dónde pueden llegar esas lealtades invisibles y de dónde parten?

. Es una incógnita que con frecuencia se aclara en la búsqueda de soluciones a través de las Constelaciones Familiares.

 

¿Para qué sirve esa técnica?

Es necesario trabajar para las generaciones que vienen con el fin de prevenir el que las niñas y los niños tengan que padecer el rencor de los destinos dolorosos. Es importante hacer un esfuerzo a favor de la construcción de una cultura para la paz y formar con valores ciudadanos que resalten el amor, el respeto, la tolerancia, con equidad, igualdad y humildad. Los paradigmas que aportan las Constelaciones Familiares son una semilla más para la paz.

 

¿Quién es su creador?

Bert Hellinger..Creador de las Constelaciones Familiares, quien es reconocido por su enfoque fenomenológico menciona muchas influencias importantes en su vida y en su trabajo: sus padres cuya fe lo inmunizó contra la aceptación del nacional socialismo de Hitler; sus 16 años como sacerdote, particularmente como misionero con los Zulúes; así como su participación en entrenamientos ecuménicos e interraciales de dinámicas de grupo dirigidos por la iglesia Anglicana. Después de dejar el sacerdocio estudió psicoanálisis, terapia Gestalt y Análisis Transaccional. Fue en su entrenamiento posterior en terapia familiar donde halló las Constelaciones Familiares, lo cual le valió el reconocimiento como uno de los terapeutas claves del mundo Psicoterapéutico actual, tanto en el ámbito germano parlante, como también en Europa y Estados Unidos. Ha trabajado con su novedoso enfoque con cientos de personas en Israel, Argentina, México, Chile, Venezuela, Japón, China, Rusia, USA, Alemania, Suecia, Austria, y otros.

 

¿Qué influencia tiene la familia en la personalidad del individuo?

No veo temas de personalidad, las constelaciones tratan temas de vida o muerte. Si rechazo la vida que viene dada por mis padres, esto es grande, mi trabajo se basa en buscar el por qué, más profundo, más sanador, más para siempre…

 

¿Cómo es posible romper el maltrato emocional recibido en la niñez, siendo uno adulto?

Sufrir es más fácil que asumir la solución…. esto es lo más lindo de Hellinger, preferimos ser víctimas toda la vida. Cuando somos adultos preferimos seguir haciendo responsables a nuestros padres de todo lo que nos sucede. Esto hace que nos mantengamos inocentes y no podamos tomar la vida en su plenitud. El movimiento sanador sería: Imagínate que tienes a tus padres delante de ti y diles:

“Querido papá o mamá, gracias por la vida que me dieron, ahora entiendo que tu también fuiste maltratado y no pudo haber algo diferente para mí. Me gustaría decirte que me dolió lo que sucedió. Lo tomo todo, al precio que sea que te costó a ti (ustedes) por ustedes tengo la vida, lo más importante. Dame tu bendición si yo lo hago diferente a ti y no maltrato a los míos “.

 

¿Por qué hoy día hay tantos divorcios, Hay alguna explicación para esto desde el punto de vista de las constelaciones familiares?

No hay nada más bello que la pareja, el gran aprendizaje. . Cuando las cosas no están resueltas en nuestras familias de origen, llevamos todo esto a nuestra relación de pareja, hay algún ejemplo que puedo mencionar: si mi padre me hizo falta pues este se fue de la casa cuando yo era pequeña, entonces lo más seguro es que mi pareja la cual es sólo un hombre en mi vida, la voy a responsabilizar de que se encargue de mi como hija y qué puede haber de bueno aquí en esta relación, entonces ahí va otra separación. En este cuadro vemos un profundo dolor pues la mujer-niña demandará de este marido lo que no le puede dar. Cuando se trabaja  con parejas vemos las dinámicas que los unieron, luego al salir de estas en verdad puedo ver a mi compañero(a).

 

Frases sanadoras que ayudan a la pareja:

“Querido esposo (a), gracias por enseñarme a ser mujer (hombre), no soy tu mamá (papá) y tú no eres mi hijo. Gracias por los hijos que me has dado. Ahora veo a tu familia la que te dio la vida y estoy agradecida, la tuya es la mejor, al igual que la mía. Lo que no está resuelto en nuestras propias familias seguirá presente en casi todo lo que llevemos a cabo. Trabajo, profesión, pareja etc.

 

¿Es posible curar enfermedades con la constelación familiar?

Sí, especialmente en los casos en que los problemas o enfermedades son causados por implicaciones sistémicas o cuando ésta es a lo menos una causa contribuyente. Hemos visto que algunas enfermedades muy desafiantes para la vida de las personas, por ejemplo, el cáncer, también tienen causas sistémicas. El contexto sistémico se muestra en la dinámica de: “Yo te sigo”; esto significa que una persona quiere seguir a otro miembro de la familia que está enfermo o muerto, cayendo enfermo o buscando morir él también. O un niño que ve a alguien de su familia con la tendencia a seguir a otra persona de esta manera, y trata de retenerlo diciendo: “Es mejor que yo me vaya en tu lugar”. A todo esto se suma el deseo de expiar o compensar una suerte, buscando a su vez un destino similar. Conociendo estas dinámicas fundamentales, es posible despojarlas de su poder y aliviar mucho sufrimiento y dolor con las Constelaciones Familiares.

Otros síntomas están relacionados con un movimiento interrumpido hacia uno de los padres. Tal es el caso, por ejemplo, de dolores cardíacos o dolores de cabeza, que con frecuencia expresan un amor refrenado, y los dolores de espalda se desarrollan muchas veces cuando una persona rehúsa inclinarse profundamente en respeto a su padre o madre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *