Eso depende del grado de tolerancia que el Ser tiene. La tolerancia es una cualidad que todos tenemos en una medida u otra. La vida, como una buena universidad, da exámenes de tiempos en tiempos para probar nuestro grado de tolerancia y aumentarlo. Cuando viene una gran tormenta en la mente, es en este momento que debo sostenerme o atarme al pensamiento de que soy un ser de Paz por excelencia y esta tormenta entonces será pasajera. Necesito ubicarme en el centro del huracán, sentirlo, aceptar y comprender lo que está sucediendo. Pues, la maravilla de la naturaleza es que en el centro del huracán hay la misma calma de un lago. Lo mismo sucede con la naturaleza humana… Te invito a respirar en el centro de la tormenta.. Respira.. y respira y… entraras en la calma… Y desde la calma entras en la Paz…..


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *